Cronología | Los episodios más resaltantes en la disputa entre TikTok y el gobierno de Estados Unido



Esta mañana, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dio un ultimátum para que la popular red social china TikTok venda su presencia en territorio estadounidense a una empresa de ese país antes del 15 de septiembre si quería seguir operando ahí.


Pero este no es más que el último capítulo de una larga disputa entre el Gobierno de Washington y la aplicación de videos. En este artículo realizaremos un repaso a través de dicho enfrentamiento, en el que no han faltado las acusaciones de espionaje y colaboración con el gobierno de China.


Para entender el conflicto con TikTok debemos remontarnos al 27 de junio del 2017, cuando Beijing aprobó la nueva ley de inteligencia nacional. La normativa no estuvo exenta de polémica, pues le daba potestad al gobierno para vigilar, investigar y hasta proponer “detenciones administrativas” de hasta 15 días de personas y organizaciones extranjeras y nacionales si tiene sospechas de que podrían poner en riesgo la seguridad nacional.

A diferencia de otras legislaciones previas, con esta China le permite a sus agentes de inteligencia entrar en “áreas de acceso restringido” y utilizar “medidas tecnológicas de reconocimiento” cuando lo consideren necesario.


Las principales voces en contra fueron las de los opositores al gobierno, quienes acusaron de que la ley sería una nueva herramienta para silenciar sus opiniones.


En el extranjero, además, muchos gobiernos -entre ellos Estados Unidos- se opusieron a la publicación de la ley pues temían que las empresas chinas con presencia en sus países pudieran recolectar información que luego llegaría a Beijing.


China, por su parte, aseguró que las compañías de su país que operen en el extranjero debían regirse por las legislaciones del gobierno que rige en ellos.


Cinco meses más tarde, la compañía china creadora de TikTok, ByteDance, compraba Musical.ly usada por más de 60 millones de estadounidenses y europeos en ese momento. Menos de un año después, en agosto del 2018, ByteDance fusionó ambas aplicaciones.

Por esas fechas, además, Washington protagonizaba un enfrentamiento con la compañía china Huawei, a la que también acusaba de filtrar información para Beijing. En ese contexto, Trump firmó una orden con la que prohibía que las agencias federales cuenten con equipos o servicios de esa compañía china.


Para mayo del 2019, en medio de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, Trump declaró la “emergencia nacional” y firmó una nueva orden contra Huawei, sumándola a la lista negra de empresas sospechosas de espionaje. Esto trajo como consecuencia que el gigante tecnológico chino deje de trabajar con empresas como Google, entre otras.


Con ese precedente, los senadores Charles E. Schumer (demócrata) y Tom Cotton (republicano) advierten en octubre del 2019 que Huawei no era la única amenaza, debían ampliar la mirada hacia otras aplicaciones como TikTok. Todo esto fue alertado en una carta enviada a Joseph Maguire, director de la Oficina de Inteligencia Nacional.

Ese mismo día, TikTok emitió un comunicado rechazando los señalamientos y asegurando ser totalmente independientes del gobierno chino.


Pese a ello, en noviembre Washington inició una revisión de seguridad nacional sobre ByteDance y el senador Schumer solicitó al Ejército que revisen el uso de TikTok entre sus miembros.


El 20 de diciembre, la Armada de EE.UU. prohibió que los celulares que pertenezcan al estado tengan la aplicación instalada. Diez días más tarde, el Ejército siguió el camino.


Ya en el 2020, el 3 de enero, el Departamento de Seguridad Nacional extendió esa prohibición a todo dispositivo adquirido por el gobierno estadounidense.


El 12 de marzo, los senadores republicanos Josh Hawley y Rick Scott propusieron que dicha prohibición de usar TikTok en los dispositivos adquiridos por el gobierno se convirtiera en una ley, debido a que -según Hawley- la red china había admitido que recopilaba datos del usuario mientras su aplicación se ejecuta en segundo plano.


Cabe resaltar que aplicaciones como Facebook, Google Maps o Instagram también recopila este tipo de datos dentro de sus servicios.


Mientras todo esto pasaba, TikTok alcanzaba la marca de 2 mil millones de descargas en el mundo para el 23 de abril.

El 20 de junio, en plena campaña por la reelección, Donald Trump fue víctima de un sabotaje organizado por usuarios de TikTok, quienes se registraron como asistentes al mitin del presidente en Tulsa y provocaron que el republicano se presente ante poco más de 6 mil personas cuando proyectaban a tener “un ejército de casi un millón” de partidarios.


Cuatro días después, usuarios de iOS 14 detectaron que TikTok seguía revisando el contenido de sus papeleras, pese a que la compañía se había comprometido a dejar esta práctica tres meses atrás. ByteDance justificó esto como una medida “anti-spam”.


El 29 de junio, TikTok fue vetada en la India junto a una docena de aplicaciones chinas, todas acusadas de “involucrarse en actividades que son perjudiciales a la soberanía e integridad” del país.

El 7 de julio, un grupo de usuarios volvió a organizarse para sabotear otro mitín de Trump, esta vez en New Hampshire, provocando que lo cancelen por temor a un nuevo fracaso. Ese mismo día, el secretario de Estado Mike Pompeo anuncia que desde la Casa Blanca estaban estudiando vetar a la aplicación.


Cuatro días más tarde, los partidos Demócrata y Republicano advirtieron a sus equipos que dejen de usar TikTok en sus dispositivos basados en preocupaciones sobre la seguridad nacional.


El 27 de julio, el equipo de campaña del candidato presidencial demócrata Joe Biden emite la misma orden de eliminar TikTok de sus teléfonos, tanto personales como los del trabajo.


Al mediodía del 31 de julio, Donald Trump anuncia que firmará una orden para que ByteDance venda sus operaciones en territorio estadounidense, se da a conocer además que Microsoft estaba negociando su compra.


Por la noche, Trump dijo en declaraciones a la prensa: “En lo que respecta a TikTok, lo vamos a prohibir en Estados Unidos”.


Al día siguiente, la agencia Reuters informó que el trato entre Microsoft y ByteDance estaba cerrado. El diario Wall Street Journal, por su parte, aseguraba que las negociaciones se habían detenido por las declaraciones de Trump.


La respuesta de TikTok llegó desde su gerenta en Estados Unidos, Vanessa Pappas, quien se dirigió a los usuarios de la red social ese mismo día para asegurar que no tenían planes “de irse a ningún lado”.


“No planeamos ir a ningún sitio. TikTok es el hogar de creadores y artistas para que expresen sus ideas y se conecten con gente de diferentes orígenes. Estamos orgullos de todos los que llaman a TikTok su hogar”, aseguraba Pappas en un video publicado en Twitter.


De esa forma llegamos al día de hoy, con Microsoft asegurando que continuará las conversaciones para comprar la presencia de TikTok en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda; con ByteDance asegurando que están trabajando duro para conseguir “la mejor salida posible” y con Trump poniendo el 15 de septiembre como fecha límite.


“Se cerrará el 15 de septiembre a menos que Microsoft o alguien más pueda comprarla y llegar a un acuerdo”, dijo el mandatario a los medios.


(Fuente: El Comercio)

#cronologia #episodios #disputa #testadosunidos

LogoRed.jpg

CONTACTO

Montreal Latino Media Inc.

+1(514) 623-4474

info@montreallatino.ca

Montreal, Quebec, Canada

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn
  • YouTube
  • TicTok
  • RSS

NEWSLETTER

Inscribete y recibe las ultimas noticias del acontecer latino de nuestra comunidad

Copyright © 2017 Montreal Latino Media Inc. All rights reserved.
The use of Montreallatino.ca is subject to certain terms and conditions. We respect your privacy.