top of page
Lenjreu-Original_728x90_MTLAAd3-1.png

Se prohibirá la destrucción de la ropa no vendida


El Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE anunciaron el martes un acuerdo para prohibir la destrucción de ropa nueva no vendida y reforzar el diseño ecológico de muchos bienes de consumo para que sean más fáciles de reparar y reciclar.


La nueva legislación, propuesta por la Comisión Europea en marzo de 2022, establece nuevos requisitos en el diseño de los productos para limitar su impacto en el medio ambiente, hacerlos más fiables, reutilizables y reparables, pero también más fáciles de reciclar y más eficientes en términos de recursos consumidos.



Entre las medidas concretas, ahora se prohibirá la destrucción de ropa y calzado no vendidos. La medida entrará en vigor dos años después de la entrada en vigor de la ley. Se concede un plazo de seis años a las empresas medianas, mientras que las pequeñas empresas quedarán exentas.


La Comisión tendrá la facultad de ampliar esta prohibición a otras categorías de productos.


Por otra parte, las grandes empresas deberán revelar cada año el volumen de productos retirados y dar explicaciones para justificar esta práctica, con la esperanza de incitarlas a renunciar a ella.


En cuanto al diseño ecológico, la Comisión establecerá requisitos específicos para determinados bienes de consumo con el fin de fomentar la economía circular.


El martes aclaró que dará prioridad a los productos de "alto impacto", en particular los textiles, los muebles (incluidos los colchones), el hierro y el acero, el aluminio, los neumáticos y los productos electrónicos.


Los vehículos de motor están excluidos de la nueva legislación porque ya están cubiertos por reglamentos específicos.


El texto también introduce un "pasaporte digital" en forma de código QR para la ropa, al igual que para una amplia gama de productos de consumo, que contiene información que permitirá a los consumidores y a las empresas conocer el impacto de sus compras en el medio ambiente y, de este modo, informar sus elecciones. También proporcionará información sobre la trazabilidad y los materiales utilizados que facilitarán la reparación y el reciclado.



"Es hora de terminar con el modelo +extraer, fabricar, tirar+, que es tan perjudicial para nuestro planeta, nuestra salud y nuestra economía", comentó la eurodiputada socialdemócrata Alessandra Moretti, ponente del texto. "Los nuevos productos se diseñarán de una manera que beneficie a todos, respete nuestro planeta y proteja el medio ambiente", afirmó.


La patronal europea ha acogido con satisfacción el acuerdo alcanzado el martes, aunque se ha mostrado preocupada por las nuevas cargas administrativas.


«El Reglamento sobre diseño ecológico tiene el potencial de crear un mercado sólido para los productos circulares y acelerar la transición», elogió Markus Beyrer, director general de Business Europe, pero expresó su preocupación por el hecho de que «los requisitos de información no sean factibles y sobre carguen» a las empresas.


El texto, negociado desde hace varios meses por los colegisladores de la UE, todavía deberá ser formalmente aprobado por los eurodiputados en sesión plenaria y por los Estados miembros.


Fuente: AFP


0 comentarios
bottom of page