Una lucha contra el reloj

Wednesday, April 1, 2020

 

Mientras el nuevo coronavirus o COVID-19 avanza letalmente, varios grupos de investigación en todo el mundo se apresuran a crear una vacuna para contrarrestar el mal a medida que los casos sigan aumentando. Lo importante es que se buscan diferentes tipos de vacunas desarrolladas a partir de nuevas tecnologías que no sólo sean más rápidas de producir que las inoculaciones tradicionales, sino que más potentes.

 

    Algunos investigadores incluso apuntan a vacunas temporales, como las que podrían proteger la salud de las personas durante uno o dos meses seguidos, mientras se desarrolla una protección más duradera.

 

    Por ejemplo, Medicago, una compañía biofarmacéutica en Quebec, Canadá, anunció que había producido con éxito una partícula parecida a un virus (VLP) del coronavirus.

 

    La producción de la VLP es el primer paso en el desarrollo de una vacuna para COVID-19 que ahora se someterá a pruebas preclínicas de seguridad y eficacia. Una vez que esto se complete, Medicago espera discutir con las agencias de salud apropiadas para iniciar las pruebas de la vacuna en humanos para julio o agosto de 2020.

 

 

EN EL MUNDO
El grupo farmacéutico francés Sanofi se unió al Departamento de Salud de Estados Unidos para desarrollar una vacuna, utilizando una «tecnología de recombinación del ADN» la misma que produce una réplica genética exacta de las proteínas encontradas en la superficie del virus.

 

    En efecto, la plataforma recombinante de ADN ha sido elegida como la tecnología capaz de crear una potencial vacuna que pueda frenar la pandemia, esto permitirá que la investigación y desarrollo de materiales se haga de manera rápida de cara a las pruebas clínicas.

 

    Sanofi Pasteur, una unidad global de negocio de vacunas, aprovechará el trabajo previo desarrollado para la vacuna contra el Síndrome Respiratorio Agudo Grave, o SARS, como una nueva vía para abrir un camino más rápido hacia la cura del coronavirus.

 

    Además, sus principales funcionarios anunciaron que trabajarán en colaboración con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico (BARDA) organismo que es parte de la Oficina del Subsecretario de Preparación y Respuesta, lo que expandirá la ya duradera relación existente entre la compañía y la misma BARDA.

 

    La secuencia de ADN que codifica este antígeno se combinará en el ADN de la plataforma de expresión de baculovirus, la base del producto recombinado licenciado para la influenza de Sanofi, y lo usará para rápidamente producir grandes cantidades del antígeno de coronavirus, que será formulado para estimular el sistema inmunológico de forma que lo proteja frente al virus.

 

    En estudios no clínicos, la vacuna candidata contra el SARS era inmunogénica y brindaba protección parcial de acuerdo a las pruebas en modelos animales. Este modelo desarrollado por Protein Sciences (adquirido por Sanofi en 2017) brinda una gran ventaja en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19.

 

    Adicionalmente, dado que hay una vacuna licenciada que está basada en esta plataforma, esto permitirá que la investigación y desarrollo de materiales se haga de manera rápida de cara a las pruebas clínicas. La plataforma de Sanofi también tiene la capacidad de producir grandes cantidades de la potencial vacuna.

 

    Este acuerdo con BARDA marca otro logro significativo en las contribuciones ya existentes de Sanofi con la lucha contra amenazas a la salud pública.

 

 

 

EN EUROPA
Son trece los laboratorios en Europa que están investigando para buscar un tratamiento eficaz que haga frente al coronavirus Covid-19, informó la Federación Europea de la Industria Farmacéutica Innovadora (Efpia). Se trata de los laboratorios Abbvie, Astellas, Bayer, Boehringer Ingelheim, E-Pharma, Enyo Pharma, IDbyDNA, Janssen, MSD, Novartis, Pfizer, Special Product’s Line y Takeda.

 

    Dichas compañías farmacéuticas desarrollan sus avances dentro del programa europeo de colaboración público-privada IMI (Iniciativa de Medicamentos Innovadores), el proyecto de colaboración público-privada más grande del mundo en salud y que está financiado al 50 por ciento entre la Comisión Europea y la propia industria farmacéutica europea.

 

    Finalmente, a principios de marzo, la Comisión Europea puso en marcha la iniciativa, con el proyecto IMI2-Call 21, dedicado exclusivamente a la investigación frente al coronavirus. El proyecto ha recibido una primera financiación de 45 millones de euros de fondos de la Unión Europea, que se complementarán con la inversión de las empresas.

 

    Este esfuerzo de colaboración sin precedentes con tantas compañías que unen sus fuerzas en un contexto precompetitivo incluye a empresas que no están tradicionalmente involucradas en el terreno de las enfermedades infecciosas y que quieren compartir moléculas que puedan tener un efecto anti-Covid, han asegurado desde la Federación. 

 

    Esta colaboración complementa los programas de desarrollo rápido que podrían ser desarrollados por las compañías de vacunas, biotecnológicas y farmacéuticas y dar como resultado que varias vacunas y medicamentos puedan pasar a las fases finales de desarrollo tras el visto bueno de los gobiernos y las agencias reguladoras, han añadido.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

escuychamusica.jpg
LAgoria.jpg
AirCanda.jpg

Periodicos latinos

Please reload

INSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

LogoRed.jpg

Inicio

Contacto

Públicidad

  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • LinkedIn
  • YouTube
  • TicTok
  • RSS
Copyright © 2017 Montreal Latino Media Inc. All rights reserved.
The use of Montreallatino.ca is subject to certain terms and conditions. We respect your privacy.