top of page

Dos de cada tres habitantes de Montrealenses creen que su ciudad es menos segura que hace cinco años, según una encuesta


Itinerancia, bandas callejeras y armas de fuego: dos tercios de los onubenses sienten que su ciudad es menos segura que hace cinco años, según un sondeo realizado para la Hermandad de policías del que Le Journal obtuvo copia.


"A pesar de que Montreal sigue siendo un lugar seguro, hay un deterioro importante en la sensación de seguridad debido al aumento de la violencia. «Es el tiempo de actuar, no hay que despertarse en cinco o diez años», recalca Yves Francoeur, presidente de la Fraternidad de los policías y policías de Montreal (FPPM).



Según una encuesta encargada por su sindicato a la firma Léger, tres de cada cuatro montrealenses sienten que se encuentran muy o bastante seguros en su ciudad. Sin embargo, hasta el 65% de los encuestados cree que la ciudad es menos segura hoy que hace cinco años.


Más de 1.500 personas de la región metropolitana de Montreal respondieron a la encuesta, de las cuales el 80% residen directamente en la isla. La recolección de datos terminó antes de la serie de siete asesinatos en diez días que sacudieron recientemente la metrópolis.


«Refleja exactamente la percepción de los policías en las calles y las investigaciones. Esto confirma que los ciudadanos están preocupados, con razón», explica Francoeur.


El Journal de Montreal informó el pasado jueves que el número de crímenes en Montreal aumentó en un 11,5% en 2023, en comparación con el año anterior, según el informe anual del SPVM que se publicará esta semana.


Sectores calientes

Dos tercios de los encuestados en la encuesta encargada por la Hermandad dicen no sentirse seguros en ciertas áreas de la ciudad, Montreal Norte y el norte de la ciudad en la cima. En estas zonas se han producido varios tiroteos relacionados con la guerra entre bandas callejeras.


Los residentes encuestados que residen en el noreste de la metrópolis, que engloba principalmente Montreal-Nord, Ahuntsic-Cartierville y Mercier-Hochelaga-Maisonneuve, lo confirman: el 30% de ellos considera que es poco o nada seguro, una proporción significativamente más alta que en la población en general.



Peor aún, casi la mitad de los ciudadanos sienten que no se sienten seguros cuando caminan solos por la noche.


«Necesitamos una estrategia. Hay que dar los medios al SPVM para tranquilizar a la población», insiste Francoeur, que hace un llamado a la alcaldesa de Montreal.


Menos policías

Más de la mitad de los encuestados consideran que los policías son demasiado poco visibles y que no hay suficientes.


"Nuestra gente está hiendo de un llamado a otro y la percepción de los ciudadanos de que ven menos policías está por desgracia fundamentada", afirma Francoeur.


Según datos de la FPPM, cerca de 30 oficiales de policía han renunciado en lo que va del año. Sin embargo, las contrataciones no se producen a un ritmo suficiente como para cerrar filas.


«Es seguro que vamos a terminar el año con menos personal que a principios de año. Nuestra gente está sin aliento», opina Francoeur.





La itinerancia y la pobreza son los principales problemas relacionados con la seguridad en la metrópolis, según la encuesta Léger llevada a cabo para la Fraternidad de los policías de Montreal.


Una gran mayoría de los encuestados dijo que el gobierno provincial debe ocuparse mejor de las personas vulnerables (87%) y que también debe ayudar financieramente a la Ciudad de Montreal a hacer frente a sus desafíos sociales (83%).


Pero Quebec no es el único que señala. Solo un tercio de los encuestados cree que la administración de Valérie Plante hace lo suficiente para ofrecer a su servicio de policía todas las herramientas necesarias para garantizar la seguridad en la metrópolis.

 

Una de las principales soluciones al problema de la itinerancia en la metrópolis es la presencia de equipos mixtos, compuestos tanto por policías como por ponentes, según Yves Francoeur, presidente de la Fraternidad.


Sin embargo, el Equipo de Concertación Comunitaria y Aproximación fue abolido en primavera por falta de financiación. El Sr. Francoeur estima que este proyecto piloto activo desde 2021 permitía «tranquilizar a la población».


Efecto en el metro

El problema de la itinerancia también es, con diferencia, considerado el principal problema de seguridad en el metro por los encuestados.


La falta de vigilancia policial o de agentes de seguridad, la salud mental y el consumo de drogas siguen las razones invocadas entre los ciudadanos encuestados, de los cuales el 59% estima que el metro es hoy menos seguro hoy que hace cinco años. 


Y dos tercios de los encuestados creen que no hay suficientes policías patrullando el metro y que no son lo suficientemente visibles.


Sin embargo, solo la cuarta parte de los encuestados afirman sentirse poco o nada seguros en el metro, según la sonda de Léger.

 

Fuente: TVANouvelles

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page